• QUIENES SOMOS
  • FUNDADOR
  • ECUMENISMO
  • TADDEIDE
  • PRIMERAS TRES FLORES
  • SACERDOTES
  • RELIGIOSAS
  • LAICOS
  • COMUNICADOS
 

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS



¿Que es la semana de oración de la unidada de los cristianos?

Al menos una vez al año, muchos cristianos toman conciencia de la gran diversidad de formas de adorar a Dios, se conmueven y caen en la cuenta de que no es tan extraña la manera en que el prójimo rinde culto a Dios. El acontecimiento que desencadena esta experiencia única se conoce como la Semana de oración por la unidad de los cristianos. Congregaciones y parroquias de todo el mundo toman parte en la semana de oración, que se celebra tradicionalmente del 18 al 25 de enero (en el hemisferio norte) y en torno a Pentecostés (en el hemisferio sur). Durante este período, se intercambian los púlpitos y se organizan oficios ecuménicos especiales.

Cada año, se pide a los asociados ecuménicos de una región concreta que preparen un texto sencillo sobre un tema bíblico. Después, un grupo internacional de participantes patrocinados por el CMI (protestantes y ortodoxos) y católicos romanos edita este texto y se asegura de que está relacionado con la búsqueda de la unidad de la iglesia.

El texto es publicado conjuntamente por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y el CMI, a través de su Comisión de Fe y Constitución, que también acompaña todo el proceso de producción del texto. El material final es enviado a las iglesias miembros y las diócesis católicas romanas, a quienes se invita a que traduzcan el texto y lo contextualicen para su propio uso.

El tema de éste año es:

Todos seremos transformados por la victoria de nuestro
Señor Jesucristo
(cf. 1 Co 15,51-58)



Lampara Se puede decir que es una época bendecida por Dios ya que actualmente existe fuertes lazos de diálogo, de respeto y de fraternidad entre la Iglesia Católica y las diferentes denominaciones cristianas, .

Hace unos años era completamente impensable que católicos y ortodoxos, anglicanos, luteranos, metodistas, presbiterianos, anglicanos, entre otros, se reunieran en paz y con buena voluntad a orar para pedir la unión a Dios.

El Concilio Vaticano II celebrado en 1962-65 logró cambiar mucho la forma de pensar dentro y fuera de la Iglesia Católica, pues con el apoyo del Papa Beato, Juan XXIII, se redactó el decreto Unitatis Redintegratio que fue muy claro con su objetivo: Promover la restauración de la unidad entre todos los cristianos es uno de los fines principales que se ha propuesto el Sacrosanto Concilio Vaticano II (UR. 1), aclarándonos con exactitud lo que se entiende por “Movimiento ecuménico” expresando que: Se entiende el conjunto de actividades y de empresas que, conforme a las distintas necesidades de la Iglesia y a las circunstancias de los tiempos, se suscitan y se ordenan a favorecer la unidad de los cristiano (UR. 4). Desde entonces, la Iglesia Católica participa de manera activa y formal en las diferentes iniciativas relacionadas a este importante tema. Una de ellas, la más importante, es la semana de oración por la unidad de los cristianos, promovida ampliamente por los Papas: Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

En México se realizarán diversas ceremonias, en donde participarán: La Iglesia Bautista, La Iglesia Metodista, la Iglesia Anglicana, la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Ortodoxa de Antioquía, La Iglesia Luterana, la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Católica en donde en un ambiente de respeto, de diálogo y fraternidad, se orará a Dios por el deseado bien de la unidad. En la Iglesia Católica la ceremonia ecuménica se celebrará el próximo 18 de enero de 2011 a las 18 horas , en la Catedral Metropolitana, presidida por el Cardenal Norberto Rivera Carrera, dando inicio así a esta semana de oración.

Lo que nosotros podemos hacer:


- Estar conscientes de esta actividad durante la semana
- Poner la intención de nuestra oración diaria, solicitando a Dios que nos conceda la anhelada unión
- Orando por todas las actividades que se realizan, para que nos acerquen cada día más como hermanos, todos partícipes de un mismo bautismo en el Señor, en el servicio, la caridad y la ayuda mutua
- Difundir la importancia, el beneficio y la grandeza de esta semana a nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo
- Ser humilde y amigo de nuestros “hermanos de diferentes confesiones ” en el ambiente que nos circunde
- Si nos es posible, asistir a misa, para poner esta intención
- Y si estamos realmente motivados y formados para entender y apreciar una ceremonia ecuménica, pues que podamos asistir, llenos de ánimo, de alegría, de respeto y sobre todo, de un ambiente de oración, siempre pidiendo a Dios que nos guíe en este camino de reconciliación y de unidad por el cual nos lleva en el siglo XXI el movimiento ecuménico. Las posibilidades son diversas, cada quien a su modo y en total respeto a su religiosidad y su entendimiento sobre el tema.

Qué esta semana en verdad, nos ayude a meditar profundamente sobre la importancia de la unidad entre los cristianos y sobre todo, que como católicos sepamos ser promotores de la unidad entre nosotros mismos, que nos ayudemos, nos apoyemos, nos reconciliemos, que construyamos siempre, como Cristianos Católicos que somos, pensando siempre en la instauración del Reino de Dios.